Un Viejo No Tan Solitario

No se detiene por nada, pero camina sin rumbo fijo.
Quizás en esta etapa de su vida el rumbo ya no importa,
O tal vez el cansancio venza la importancia de la dirección.
En su cabeza hay cabellos blancos, que duelen en los ojos,
Y es que brillan como la nieve en invierno y el sol en verano.
Y miro en sus pupilas ganas de no sé qué.
Su piel se ha vuelto frágil, y las arrugas son dueñas de su piel,
Pero eso a él no le importa y sale a tomar el sol en tres pies.
Y después de su corta caminata se sienta en su banca solitaria.
Pero su banca no esta tan sola, está llena de recuerdos.
Quizás cada mañana soleada revive lo que ya no es.
Y continúa en sus últimas caminatas sin rumbo fijo,
Aunque me doy cuenta que su camino es más certero que el mío.
Él ya sabe de dónde viene y sabe exactamente a dónde va,
Y aunque el tiempo aniquile algunos recuerdos también,
Él tiene más recuerdos que lo que los años puedan perder,
Y se sienta en su banca viviendo las noches de danzón
Al lado de la hermosa mujer que robo su corazón,
A la que le guarda el espacio vacío en su vieja banca,
Porque él sabe que ella hace lo mismo en donde este.
Las arrugas de su piel son señal que pronto la volverá a ver.

Beatriz X  2013

Advertisements

About B. Meza

Writing is liberating.
This entry was posted in Poesía, Poetry and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s